Casa reformada con columna de madera a la vista, paredes blancas y suelo vinílico

Casa Uribitarte, Bilbao

En esta vivienda de 120 m2 vivía un joven matrimonio con su hijo pequeño cuando decidieron reformar su hogar para modificar su distribución y así poder albergar la zona privada de la vivienda (3 habitaciones) en la parte más silenciosa de la casa. De esta manera, la zona social (el salón y el comedor) darían a la parte exterior, la cual era más ruidosa. Los objetivos principales del proyecto fueron optimizar el espacio y aislar la vivienda de manera acústica y térmica.


Servicio: Diseño de interiores y reforma integral
Compartir:

“Las vigas de madera, los arcos de ladrillo y las contraventanas de esta vivienda nos conquistaron desde el primer momento. La reforma respetó y mejoró dichos elementos”

Fernanda Lima
Arquitecta